Matrimonio Campus Oriente

Hace una semanas acompañé a Hernán Amenábar a Campus Oriente para fotografiar un matrimonio. Ir de segundo fotógrafo es algo que hago cuando tengo fin de semanas libres para entrenarme y volverme cada vez mejor en esto que me apasiona.

Hernán lleva años en la escena de matrimonios y tiene muchas historias que contar. Es un tipo lleno de experiencia y siempre dispuesto a darte algún consejo. De hecho, aprendí grandes lecciones ese día gracias a él. No tanto sobre fotografía, sino de la vida, el trabajo y la fuerza de tus compromisos. Hernán me enseñó que un buen o mal día es un lujo que un fotógrafo no puede permitirse. Sin importar qué esté pasando en tu vida, debes cumplir con tus promesas y realizar un trabajo genial. Una pareja, su familia y su futura descendencia dependen de ti para documentar este día único. Simplemente, no hay excusas.

Sólo debes seguir adelante y triunfar!

 

 

 

Tu mail nunca publicado o compartido.. Espacios necesarios aparecen destacados *

*

*